viernes, 15 de agosto de 2014

CRUCIFICADOS CON CRISTO




SERIE: LA CARTA A LOS GALATAS
TEMA: CRUCIFICADOS CON CRISTO


Gál 2:17  Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera.
Gál 2:18  Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago.
Gál 2:19  Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.
Gál 2:20  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.
Gál 2:21  No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo.



AUN PECANDO SOMOS HIJOS DE DIOS

"una rodilla temblorosa sigue siendo una rodilla"

No mal interpreten mis palabras no les estoy dando alguna "licencia para pecar" como algunos podrán creer o predicar.

No, es todo lo contrario.

Cuando su hijo se hacia sus necesidades cuando era un bebe, por asqueroso que esto pudiera parecer a nuestros gustos.
No dejabamos de amarlo por sus asquerosidades.
Lo seguiamos amando porque !SEGUIA SIENDO NUESTRO HIJO!
¿hay aqui alguien que dejo de amar a su hijo por las asquerosidades que salián de él?

Se que todos aquí pecamos y  si somos verdaderos hijos de Dios no nos sentiremos cómodos una vez que hayamos pecado delante de nuestro Padre celestial. Mas sin embargo tenemos las promesas que encontramos en su santa palabra

1Jn 2:1 Cristo, nuestro abogado
  Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Que podemos pensar de una iglesia que arremete contra el pecado del mundo y contra las tendencias infernales que pregonan y luego despues de un tiempo se dejen llevar por la corriente.
Declarando palabras como:
"todos somos hermanos" "hay que respetar las creencias de los demás"

Gál 2:19  Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.

Antes de convertirnos de nuestros pecados debemos llegar a la verdad que no podemos cumplir la ley y por lo tanto a menos que muramos según la ley no podremos vivir para Dios.

los transgresores de la ley eran dignos de muerte y como ninguno de nosotros podia cumplirla todos estabamos condenados a sufrir las consecuencias de nuestros actos

La ley demandaba un castigo a quien la transgredian.

¿Cuál era el castigo para los transgresores de la ley?

!La muerte! si la muerte, pero tengo buenas noticias que darles hermanos.

Cristo pago la deuda que teniamos por transgredir la ley

Col 2:11  En él también fuisteis circuncidados con circuncisión no hecha a mano, al echar de vosotros el cuerpo pecaminoso carnal, en la circuncisión de Cristo;
Col 2:12  sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.(A)
Col 2:13  Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él,(B) perdonándoos todos los pecados,
Col 2:14  anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,(C)

!Oh Dios gracias! !Gracias! por tu misericordia mostrada en la cruz.

MUERTOS A LA LEY
Esto mismo era lo que Pablo le quería mostrar a Pedro con sus argumentos.

Gál 2:19  Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios.

La ley no es un camino de vida, Pedro; es un camino de muerte. La ley nos mata (v. 19) para que el evangelio pueda resucitarnos. WEO

Jua 12:24  De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.

"Es necesario que el grano de trigo muera"

Es necesario que el cristiano se abandone (RINDA) en la gracia perfecta de Dios y no este perdido en la liturgia de sistemas religiosos ni en obras de justicia humana, con el fin de alcanzar la salvación de Dios.

Rom 10:5  Porque de la justicia que es por la ley Moisés escribe así: El hombre que haga estas cosas, vivirá por ellas.

Esta claro que no podemos obedecer la ley de Dios a perfección y cualquiera que cree que puede hacerlo desconoce la fragilidad humana que tiene.

Stg 2:10  Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.

Hay personas que aun estando dentro del evangelio creen que haciendo esto o aquello que esta ligado con las leyes de la denominación alcanzaran mayor salvación por parte de Dios.

Una persona no puede ganar, sino que tiene que aceptar el ofrecimiento generoso del amor de Dios en Jesucristo. Por tanto, todo lo relativo a la ley es irrelevante. BARCLAY

Hay dos grandes tentaciones en la vida de la Iglesia; y, en cierto sentido, cuanto mejor sea una persona tanto más propensa está a caer.

Primero:
existe la tentación de tratar de ganar el favor de Dios; y
segundo:
la tentación de usar algún pequeño logro para compararse con los semejantes con ventaja propia y desventaja ajena.

Pero un cristianismo al que le queda demasiado del yo como para pensar que por sus propios esfuerzos puede a comprar el favor de Dios, y que por sus propios logros puede mostrarse superior a otros, no es el verdadero Cristianismo de ninguna manera.

Dejemos a un lado la hipocresia religiosa y rindamonos como lo hizo el apóstol pablo al decir

2 Co 3:5  no que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios,

!MURAMOS A LA LEY, VIVAMOS POR LA GRACIA!

"Tenemos que entender que Cristo hace por nosotros lo que nosotros no podemos hacer por nuestros propios esfuerzos."

No hay salvación que el hombre pueda alcanzar sin Cristo, y no hay relación con el Padre que podamos disfrutar sin acercarnos en Cristo a él.

Pablo estaba totalmente seguro de una cosa: de que Jesucristo había hecho por él lo que él nunca podría haber hecho por sí mismo Barclay

Cuando Pablo Le tomó la Palabra a Dios, la medianoche de la frustración de la Ley se convirtió en el mediodía de la Gracia. Barclay

!SOMOS UNO EN EL SEÑOR!

Cuando expresamos que somos crucificados con Cristo nos referimos a que el hombre viejo que gobernaba nuestras vidas bajo el yugo del pecado y su tiranía ha muerto.
Esta muerto.

Gál 2:20  Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

!ya no vivo yo! !ya no vivo yo! !Cristo vive en mi!

Cuando sea tentado por los placeres que este mundo ofrece !ya no vivo yo!

Cuando quieran arrastrado al lodo cenagoso del cual salio !ya no vivo yo!

Cuando mire ese pecado que antes amaba y lo tiente con muchas fuerzas recuerde !ya no vivo yo! !Cristo vive en mi! !Cristo vive en mi! y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios

!Aleluya!

!Con Cristo hemos sido crucificados!

El pecado no se enseñoreara de nosotros porque el hombre viejo ha muerto.

Efe 4:22  En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre,(D) que está viciado conforme a los deseos engañosos,
Efe 4:23  y renovaos en el espíritu de vuestra mente,
Efe 4:24  y vestíos del nuevo hombre,(E) creado según Dios(F) en la justicia y santidad de la verdad.


*.- VIVOS EN EL EVANGELIO

Rom 1:16  Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.
Rom 1:17  Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá.

No debemos equivocarnos al decir que vivimos en el evangelio pues esto no es estar metido en una congregación todo el tiempo.
Nos referimos a vivir la palabra de Dios tal como esta escrita, y aunque sabemos que es difícil estamos gozosos al saber que es un deleite a nuestra vida.

Sal 19:7  La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
 El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
Sal 19:8  Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
 El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
Sal 19:9  El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;
 Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.
Sal 19:10  Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;
 Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

Esa debe de ser la mas alta estima que debemos presentar a la palabra como revelación directa de Dios a nuestras vidas.

Ella es la lámpara que alumbra nuestras veredas, nuestra guia en los momentos oscuros, nuestro consuelo en nuestras desventuras y nuestra esperanza en momentos sombrios.
La vida que vivamos de aquí en adelante debe honrar ese evangelio que predicamos y que defendemos con tantas fuerzas.

"y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí."  (v.21)



Oremos.

Click en el video para ver la predicación

 Segunda parte de la predicación



Hecho por: Angel Vidal Ramírez
Para: Manantiales en el Desierto
10/8/14