viernes, 20 de diciembre de 2013

EL HOMBRE BIBLICO PARTE 2




SERIE: FAMILIAS BIBLICAS
TEMA: EL HOMBRE BIBLICO PARTE 2


*. El hombre Bíblico guía a los suyos hacia Dios
 

Deu 6:6 Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón;

Deu 6:7 y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.

Deu 6:8 Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos;

Deu 6:9 y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas.


 

Cuanto tiempo invertimos a la semana enseñando a nuestra esposa o comentando lo que hemos aprendido con el fin de que crezca espiritualmente. ¿Cuántas veces oramos por ella? ¿Cuantas veces velamos por su bienestar espiritual y no solo material

Y con nuestros hijos. ¿Cuánto tiempo invertimos enseñándoles el camino de Dios?


Pr 22:6 Instruye al niño en su camino, Y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.


Este no es solo un versículo bonito que debemos de memorizar es un llamado a enseñar a nuestros hijos el camino que deben de recorrer.

Debemos enseñar a los nuestros los 10 mandamientos.

No seamos candil de la calle y oscuridad de la casa.

Ex 10:2 y para que cuentes a tus hijos y a tus nietos las cosas que yo hice en Egipto, y mis señales que hice entre ellos; para que sepáis que yo soy Jehová.


“si tan solo pudiera enseñar una cosa a los míos; procuraré de todo corazón que sea el que conozcan a Dios”

*. El hombre Bíblico dará cuenta de los suyos en el día del juicio

Gen 3:9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?

Gen 3:10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

Gen 3:11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?

Gen 3:12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dió del árbol, y yo comí.

Gen 3:13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.



¿A quién llamo primero Dios? R//: Al hombre

Porque a él le fue confiado el huerto del Edén y el mundo para que lo gobernase.

Gen 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.

¿A quien le va a pedir cuenta de su familia primero Dios cuando estemos delante de su presencia?
Así es al hombre.

Las reglas no han cambiado por lo tanto debemos de vivir todos los días procurando con gran devoción ser dignos de la vocación a la que hemos sido llamados.


No solo en nuestros ministerios en la iglesia sino que en el hogar porque aquí mis hermanos es el primer ministerio que todo hombre debe de procurar ser hallado fiel.


Debemos de entender que en nuestras manos se nos ha confiado la dirección de nuestras familias y que para guiarla de la mejor manera debemos de depender de Dios. Porque aunque se nos ha puesto de mayordomos ni nuestros hijos ni nuestra esposa nos pertenecen. Le pertenecen a Dios. Y por lo tanto debemos de ser oficiosos no vagabundos en la tarea que nos ha sido confiada.


Efesios 5:15 Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,


Efesios 5:16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.


*. Cuando somos hombres Bíblicos damos el primer paso para cambiar nuestra familia


Hechos 16:31 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.


Mat 7:24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca.


Mat 7:25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.


No debemos de olvidar que nosotros somos los que necesitamos a Dios en nuestras vidas para que guie nuestros corazones y pensamientos hacia su soberana voluntad. Pero debemos de ser hombres Bíblicos para que seamos sabios no de ciencia humana sino de entendimiento Espiritual acomodando lo espiritual a lo espiritual. Debemos poner por obra las ordenanzas de nuestro Dios para que nos vaya bien en la vida y recordar las promesas a Josué.


Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.


Job 22:2 ¿Traerá el hombre provecho a Dios?

Al contrario, para sí mismo es provechoso el hombre sabio.

“No le hacemos un favor a Dios en obedecerlo nos lo hacemos nosotros”


Conclusión:
Viendo que somos de muchas maneras encontrados faltos en la plenitud de estas características debemos de abocarnos al único que puede ayudarnos para que cumplamos decentemente nuestras labores como hombres Bíblicos y como decía en el devocional que realizamos en la casa de la hermana Lilian lleguemos delante de Dios rendidos como el publicano


Lucas 18:11 El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano;


Lucas 18:12 ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.


Lucas 18:13 Mas el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador.

Esa es la actitud ante la cual debemos de presentarnos delante de Dios el día de hoy. Humillados reconociendo lo mucho que hemos fallado en nuestra posición. Lo mucho que hemos desonrado a nuestras familias siendo muchas veces intencionalmente un fraude. Pero Dios esta en este lugar y quiere que enmendemos el camino. Él quiere que nos dejemos guiar por su mano y que con su ayuda seamos encontrados fieles. Para que seamos hombres Bíblicos ¿estás dispuesto a dejarlo trabajar en ti?

Oremos.

click en el video para ver la predicación


Hecho por: Angel Vidal Ramírez
Para: Ministerio Manantiales en el Desierto