domingo, 22 de diciembre de 2013

LA MUJER BIBLICA PARTE 1



SERIE: FAMILIAS BIBLICAS
TEMA: LA MUJER BIBLICA

INTRODUCCION:
Tenemos que recordar primeramente que el papel de la familia en la sociedad está marcado por su contribución a la misma. En otras palabras la calidad de personas que aporta. Sin embargo muchas veces las familias son como un circo romano donde es un lugar donde la ira, y las peleas eran el pan diario. O un circo carnaval donde el hombre es el payaso y la mujer la domadora de leones. Por eso comenzamos estudiando sobre el papel del hombre en la familia y como ser un hombre bíblico: como cabeza, como amador de sus familias, como aquel que dará cuenta de los suyos, como el que guía a los suyos a Cristo, como el que ejerce la disciplina, como proveedor. De la misma manera debemos estudiar el papel de la mujer bíblica en nuestros tiempos donde la mujer tiene que ocupar su papel en el hogar. Y amarlo.



1Pe 3:1  Asimismo vosotras,  mujeres,  estad sujetas a vuestros maridos;  para que también los que no creen a la palabra,  sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,
1Pe 3:2  considerando vuestra conducta casta y respetuosa.
1Pe 3:3  Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos,  de adornos de oro o de vestidos lujosos,
1Pe 3:4  sino el interno,  el del corazón,  en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible,  que es de grande estima delante de Dios.
1Pe 3:5  Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios,  estando sujetas a sus maridos;
1Pe 3:6  como Sara obedecía a Abraham,  llamándole señor;  de la cual vosotras habéis venido a ser hijas,  si hacéis el bien,  sin temer ninguna amenaza.
1Pe 3:7  Vosotros,  maridos,  igualmente,  vivid con ellas sabiamente,  dando honor a la mujer como a vaso más frágil,  y como a coherederas de la gracia de la vida,  para que vuestras oraciones no tengan estorbo.


Pro 31:10  Mujer virtuosa,  ¿quién la hallará?
 Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas.


*. LA MUJER BIBLICA TEME A DIOS POR LO TANTO HONRA A SU ESPOSO

Su primer amor siempre será Dios y luego en la lista continua su esposo, sus hijos, sus padres y el resto de su familia y la de su esposo pues son una sola carne.

1Pe 3:1  Asimismo vosotras,  mujeres,  estad sujetas a vuestros maridos;  para que también los que no creen a la palabra,  sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,

Aunque tu esposo sea incrédulo debe ganarle no con palabras sino con tu comportamiento. Muchas veces vemos a mujeres que no respetan a sus maridos porque son impíos que no conocen a Dios. Ahora pregunto cuando Dios le pide a las mujeres que honren a sus maridos les pone el condicionante de “si son cristianos si y si no entonces no”
En ninguna manera puesto que la ordenanza es estad sujetas a vuestros maridos.

“La mayoría de las mujeres en las iglesias no respetan a sus esposos”

Las mujeres deben de vivir su vida bajo el concepto bíblico de la escritura que es nuestro estandarte de infalible de fe y conducta.

Hay mujeres que en su casa es como estar en un ejercito donde el orden es general y cuidado hermanos y hagan desorden porque se desata el combate cuerpo a cuerpo o con palabras que hieren mas que la espada.
Como dice el salmista al igual que el impio.

“Suaviza sus palabras más que el aceite,
 Mas ellas son espadas desnudas.”

“Los hombres no cambiaran por la manera en la que le hables sino por la manera en la que te comportas.”


Rom 12:20  Así que,  si tu enemigo tuviere hambre,  dale de comer;  si tuviere sed,  dale de beber;  pues haciendo esto,  ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.

“Tu conducta habla tan fuerte de ti que no puedo escuchar lo que dices”

Dios convencerá al hombre de su gracia mediante la conducta de su esposa.

1Pe 3:1  Asimismo vosotras,  mujeres,  estad sujetas a vuestros maridos;  para que también los que no creen a la palabra,  sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas,

“la expectativa de una mujer en el matrimonio debería de ser que su esposo la ame como manda la biblia” (como a vaso mas frágil)

“la expectativa de un hombre en el matrimonio debería de ser que su esposa lo respete como manda la biblia” (como cabeza del hogar)


Un hombre de Dios puede soportar el injurio de aquellos a quien le presenta el evangelio, la basura, las murmuraciones, las criticas y persecuciones de extraños.

Pero al llegar a casa si buscando apoyo en su esposa lo que encuentra es que no tiene preparada la comida, no ha atendido a los niños, y en su lugar esta afanada en otros que haceres menos importantes o peor aún está viendo una novela, o un programa de relajos como “Laura en américa” entonces ese hombre que soporto desprecio afuera de su hogar llegara a su casa y encontrara irrespeto y deshonra en las actitudes de su esposa.

Porque aunque los extraños nos puedan irrespetar no significara nada pero si la mujer que amamos no nos respeta habremos perdido valor.

Si mi esposa me respeta yo puedo soportar cualquier cosa y nada me desanima pero si no me respeta me convierto en un hombre débil

1Pe 3:2  considerando vuestra conducta casta y respetuosa.

Nosotros (los hombres) sabemos que fallamos. Pero la mujer debe de entender que cuando realmente amamos a nuestras familias no queremos hacerlo aunque eventualmente lo hacemos. Olvidamos algún aniversario, el agradecer por el interés en el aseo, la ropa planchada a tiempo, hacerle algún comentario sobre lo bella que es… si fallamos y muchas veces lo hacemos sin querer y otras veces porque nos sentimos irrespetados y es nuestra manera infantil de mostrar nuestro disgusto.

Pero el papel de la mujer es ser instrumento de Dios para ayudarlo a superar sus fallas y no ser instrumento del diablo para matar, robar y destruir.

“Y como hemos hablado en la dirección de la familia deje a su esposo ser la cabeza porque al mandar usted usurpa el papel de él y lo irrespeta, lo deshonra y le sirve de piedra de tropiezo.”

*. EL EJEMPLO DE LA MUJER EN SUS HIJOS ES MUY GRANDE

Oseas 4:9  Y será el pueblo como el sacerdote;  le castigaré por su conducta,  y le pagaré conforme a sus obras.

Gal 6:7  No os engañéis;  Dios no puede ser burlado:  pues todo lo que el hombre sembrare,  eso también segará.

Si su hijo se fija en una mujer que tiene una madre que no honra a su esposo sirviéndole en todas las áreas que requiere desde el desayuno hasta el lecho del amor, si tiene una madre que no respeta la autoridad de su esposo sino que cuando el hombre dice algo ella hace totalmente lo opuesto. Será una mujer que seguirá el mismo diseño y por el ejemplo de su madre se guiara a un molde antibiblico. Y cometerá los mismos errores que su madre.

Además si es una mujer que no respeta a su padre sino que es respondona, no obedece los consejos de su padre en verdad que no respetara ni obedecerá a su esposo porque su diseño y su cultura son diferentes.
Por eso se escuchan frases como:

“es que mi mama me enseño que no me dejara”

“es que en mi casa quien mandaba era mi mama”

“cuando mi mama se enojaba mi papa dormía en el sofá y así lo harás tú también”

Hemos escuchado variaciones de estas frases pero la verdad son muy escuchadas en nuestros hogares aun siendo cristianos.

“mujeres deben de seguir el modelo bíblico y no solamente el que les enseñaron sus madres o abuelas”

Porque lo que hacen hoy en sus hogares es muy probablemente lo que pasará en los hogares de sus hijos.

Si sus hijos lo que ven es una madre que solo enfadada pasa entonces creerán que enfadarse es normal y es aceptable. Ellos usaran las mismas estrategias para manipular si fuera posible a sus esposos.

*. LA MUJER BIBLICA NO CONTIENDE POR RIDICULECES

Pro 19:13  Dolor es para su padre el hijo necio,
 Y gotera continua las contiendas de la mujer.

Hay mujeres que contienden hasta por la hora de tomar café. Frases como: ya te serví, si no comes ahorita se lo doy a la perra,

Pro 25:24  Mejor es estar en un rincón del terrado,
 Que con mujer rencillosa en casa espaciosa.

Pro 21:19  Mejor es morar en tierra desierta
 Que con la mujer rencillosa e iracunda.

Cuantos han tenido momentos en los que mejor se van de la casa que aguantar reclamos innecesarios de su amada.

“para pelear se ocupan dos” Miguel Angel Rodríguez


Click sobre el video para escuchar la predicación
 
Click sobre el video para escuchar la predicación sección 2


Hecho por: Angel Vidal Ramirez
Para: Manantiales en el Desierto