viernes, 5 de septiembre de 2014

LA LEY, NUESTRO AYO


SERIE: LA CARTA A LOS GALATAS
TEMA 14: LA LEY, NUESTRO AYO

INTRODUCCION:
Todo comienza como la mayoría de historias que conocemos, en el principio creo Dios los cielos y la tierra y los animales de la tierra, del cielo, de las aguas, el sol y las estrellas… y en el sexto día creo Dios al hombre. A este se le dieron algunas instrucciones sobre un árbol del cual no debía comer pero el hombre aconsejado por su mujer no hizo caso a las advertencias de Dios y comió del árbol del conocimiento del bien y del mal.
A causa de este pecado se le conoce a este evento en la historia de la Biblia como “la caída del hombre” y como su naturaleza estaba alejada de Dios empezó a alimentar su naturaleza animal (carnal) a causa de esto el pecado se expandió en los hombres y los juicios de Dios empezaron a caer sobre la humanidad, la torre de babel, el diluvio por ejemplo. Pero pasados los años era necesario de una “ley” que mostrara al hombre su verdadera naturaleza para que no anduvieran en sus propias ideas. Fue entonces cuando en el monte Sinaí Dios le dio la ley a Moises.
Oremos.
Gál 3:19  Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador.
Gál 3:20  Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno.
Gál 3:21  ¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley.
Gál 3:22  Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes.
Gál 3:23  Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada.
Gál 3:24  De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe.
Gál 3:25  Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo,
Gál 3:26  pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;
Gál 3:27  porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
Gál 3:28  Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Gál 3:29  Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.(K)



*.- EL PROPOSITO DE LA LEY
Gál 3:19  Entonces, ¿para qué sirve la ley? Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa; y fue ordenada por medio de ángeles en mano de un mediador.
Gál 3:20  Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno.

El pecado ha estado con el hombre desde que Adán y Eva pecaron, pero con la ley las transgresiones contra Dios son traídas a la luz o mostradas claramente a los ojos del hombre. Mundo hispano
Rom 5:20  Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;
La naturaleza pecadora del hombre ha habitado su ser desde el día de la caída.
Rom 3:23  por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,
Pero el problema más grande que todo hombre pueda tener es que se crea relativamente bueno delante de los hombres y peor aún delante de Dios.
Hay un adagio que escuche hace algunos años que dice:
“no hay peor ciego que el que no quiere ver”
Esta es la condición de todo hombre en la tierra. Siempre justificará sus acciones delante de Dios porque al final se cree bueno.

Yo ayudo a mis padres, dirá.
Yo ayudo a mis vecinos cuando se les ofrece algo
Yo no le hago mal a nadie…
Etc.
Si nos vamos a la Biblia
Los hombres dirían algo como:
Ayuno dos veces por semana,
Doy diezmos de todo lo que gano
No soy como estos demás miembros de manantiales en el Desierto, etc.
El hombre cree que cumple las ordenanzas de Dios precisamente porque no las conoce o porque cree conocerlas a su manera.
Mat 19:16  Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?
Mat 19:17  El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.
Mat 19:18  Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás.(E) No adulterarás.(F) No hurtarás.(G) No dirás falso testimonio.(H)
Mat 19:19  Honra a tu padre y a tu madre;(I) y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo.(J)
Mat 19:20  El joven le dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud. ¿Qué más me falta?
Mat 19:21  Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme.
Mat 19:22  Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones.

Perfecto:
teleios (τέλειος, G5046), significa haber llegado a su fin (telos), acabado, completo, perfecto.  (MADURO) Se traduce «obra completa» en Stg_1:4. Véanse MADUREZ, MADURO, PERFECTO.

Y el problema principal de este joven no era que tuviera muchas posesiones sino que las amaba más que al Señor por lo cuál le era imposible seguir al maestro.
Creía que había guardado los mandamientos que el maestro le había preguntado pero la verdad es que un exámen más riguroso le mostraría que no lo había hecho.
Jesús utilizo la ley moral de Dios para mostrarle su pecado.
Éxo 24:12  Entonces Jehová dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles.

¿Para que son doctores los doctores?
Para decirnos cuál es nuestra enfermedad

“La ley de Dios fue dada para enseñar a los pecadores que eran pecadores”

Pero los maestros de la ley se habían corrompido. Como sucede hoy en día donde el mundo pecador se cree justificado delante de Dios porque el evangelio que predican esta tan acomodado a sus oyentes que no les molestan en lo más mínimo confrontándolos con sus pecados por temor a que se vayan de sus iglesias y se queden solos por predicar la santidad de un Dios santo que dice ¡Sed santos porque yo soy santo!
Luc 11:46  Y él dijo: ¡Ay de vosotros también, intérpretes de la ley! porque cargáis a los hombres con cargas que no pueden llevar, pero vosotros ni aun con un dedo las tocáis.
El propósito de la ley era mostrarnos que somos pecadores era para vernos a un espejo sin sombra de dudas y reconocer que somos pecadores.

*.- LO QUE NO ES LA LEY
Gál 3:21  ¿Luego la ley es contraria a las promesas de Dios? En ninguna manera; porque si la ley dada pudiera vivificar, la justicia fuera verdaderamente por la ley.

Sal 19:7  La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;
El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.
Sal 19:8  Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;
El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.
Muchas personas suelen cometer el error de decir que porque estamos bajo el nuevo pacto no hay ninguna necesidad de seguir ningún mandamiento de la ley
Esta puede ser una desviación peligrosa porque si bien mucho de la ley no tiene vigencia (referente a las leyes levíticas, días de reposo, alimentos) ya no hay necesidad de sacrificar animales para expiar pecados porque escrito esta:
Heb 10:10  En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

Jua 1:29  El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.
Esto es hermoso hermanos la ley es perfecta. (la ley moral de Dios) las liturgias levíticas eran una sombra de lo que había de venir.
Las observancias del Sábado y los demás ritos que conllevaban el judaísmo nunca salvaron al pueblo y en el nuevo pacto tampoco lo harían.
¿Es la ley contraria a las promesas de Dios?
Veamos…
¿Que dice de los mentirosos?
Éxo 20:16  No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.(L)


Apo 21:8  Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Y sobre la idolatría:

Éxo 20:4  No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.
Éxo 20:5  No te inclinarás a ellas, ni las honrarás;(A) porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen,

1Co 10:20  Antes digo que lo que los gentiles sacrifican, a los demonios lo sacrifican, y no a Dios;(M) y no quiero que vosotros os hagáis partícipes con los demonios.

La ley moral de Dios tiene la misma vigencia de siempre porque igual sigue siendo pecado el que robemos como el que nos acostemos con alguien que no sea nuestra esposa o esposo

Gál 6:7  No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.
Gál 6:8  Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
Si nos desviamos de la ley de Dios ciertamente nos espera una eternidad de tormento porque si no podemos ser confrontados mediante la ley de Dios nunca podremos darnos cuenta que somos pecadores en manos de un Dios airado.

21,22  la Ley no es contraria a la promesa; en lugar de ello, son complementarias. La Ley demandaba justicia, pero era incapaz de proveerla. Su función fue preparar el camino del evangelio al hacer a la gente consciente de sus pecados y de su necesidad de un Salvador.


*.- A DONDE NOS LLEVA LA LEY
Gál 3:22  Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes.
Gál 3:23  Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada.
Gál 3:24  De manera que la ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe.
Confinar:
froureo (φρουρέω, G5432), guardar con una guardia militar (p.ej., Gál_3:21 : «confinados»); traducido con el verbo guardar en 2Co_11:32, en sentido militar, y metafóricamente, de la seguridad del cristiano (Fil_4:7; 1Pe_1:5). Para un tratamiento más extenso, véase CONFINAR.¶

froureo (φρουρέω, G5432), término militar, confinar guardando, mantener bajo vigilancia, como con una guarnición (frouros, guardia o guarnición). Se usa: (a) de cerrar todos los caminos de escape, como en un asedio;

Encerrar:
sunkleio (συγκλείω, G4788), encerrar juntamente, cerrar por todos los lados (sun, con; kleio, cerrar). Se usa de pescar peces (Luc_5:6); metafóricamente en Rom_11:32, de los tratos de Dios con judíos y gentiles, en que él «sujetó (o encerró, rv) a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos

Debemos entonces dejar claro que la ley es la señal del pacto de Dios dado a los israelitas a causa de sus pecados para que bajo la ley se rindieran a la promesa de la fe en el mesias.
Se rindieran en fe a Jesucristo porque la ley moral de Dios es imposible de vivir a cabalidad bajo el orden que Dios demanda.
Solo Jesús cumplió la ley con todas sus demandas y por causa de su sacrificio en la cruz nosotros podemos acercarnos a Dios.
Col 2:13  Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él,(B) perdonándoos todos los pecados,
Col 2:14  anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,(C)

La ley fue nuestro maestro para llevarnos a Cristo!! La ley fue nuestro maestro para llevarnos a Cristo! Dígaselo a su hermano ¡la ley fue nuestro maestro para llevarnos a Cristo! ¡Aleluya!
Y ahora que estamos en Cristo tenemos paz para con Dios
Esa paz que no podíamos alcanzar mediante ritos religiosos, esa paz que no podíamos alcanzar mediante buenas obras, esa paz que no podíamos alcanzar porque éramos pecadores sometidos por las pasiones de nuestra carne y llevados por doquier.
Efe 2:1  Salvos por gracia
 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,
Efe 2:2  en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,
Efe 2:3  entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.
Efe 2:4  Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,
Efe 2:5  aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo(A) (por gracia sois salvos),
*.- CUMPLIDA LA LEY ¿Y AHORA QUE?
Gál 3:25  Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo,
Gál 3:26  pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús;
Gál 3:27  porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.
Gál 3:28  Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Gál 3:29  Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.(K)

¿Y ahora que? Ahora que he conocido a Dios mediante su palabra y me arrepentido de mis pecados ahora que soy hijo de Dios ¿que espera Dios de mi?
¿Ahora que?
Ahora somos su esclavo y por lo tanto debemos hacer todo aquello que Dios nos manda.
Ahora toca arremangarnos las mangas y ponernos a trabajar en su obra, capacitándonos a diario para estar preparados para presentar defensa a todo aquel que demanda de la esperanza que tenemos.
Es tiempo que la iglesia no se quede en la primera etapa de su crecimiento sino que procure obedecer todas las ordenanzas que Dios nos hace como la de ir y anunciar el evangelio a las naciones, ser santos porque el es santo.

Ya no importa de que donde eres o cual es tu educación le perteneces a Cristo porque el te compro a precio de sangre.

Y al redimirte te justifico delante del Padre y eres presentado justo delante de él por la fe que has puesto en Jesús.
Es tiempo entonces que te amarres las sandalias y te vistas con la armadura de Dios porque hay una guerra espiritual contra las fortalezas de mentiras levantadas por el diablo y sus seguidores.
Ahora que has sido librado de la condenación de la ley ahora que la ley te ha llevado a Cristo es tiempo que vivas y mueras para Cristo porque:
Rom 14:8  Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.  

Oremos.

Click en el video para ver la predicación
segunda parte del mensaje click en el video para verla


Hecho por: Angel Vidal Ramírez
Para: Manantiales en el Desierto
31/8/14