martes, 20 de agosto de 2013

QUE NO TE MENOSPRECIEN



Dios le dijo a Samuel que buscara en la casa de Isai al sucesor de Saúl para ser rey sobre Israel, apareció Eliab y Samuel dijo: de cierto delante de Jehová esta su ungido.
Y Jehová respondió a Samuel “no mires a su parecer, ni lo grande de su estatura”
Dios le dio una poderosa lección a Samuel: “yo no veo como el hombre ve, yo veo el corazón” mientras desfilaban los hijos de Isai Samuel pregunto ¿son estos todos tus hijos? Y entonces apareció el más pequeño de ellos un jovencito llamado David el pastor de ovejas… y Samuel le ungió.
Samuel 16: 1-13

¿Cuantas veces te han menospreciado? Por ser o muy alto o muy bajo, muy gordo o muy flaco, por tu clase social, tu color de piel, algún rasgo físico, o alguna de tus peculiares características… a todos nos ha pasado en algún momento alguien nos ha visto por encima del hombro o con una mirada de menosprecio diciendo “¿y tu quien eres?”

Déjame decirte querido amigo(a) que tu vales mucho y que nadie tiene el derecho de menospreciarte por lo que eres o por lo que fuiste; porque delante de Dios tu eres especial. El te creó como eres porque le plació y como una obra de arte que es vista por muchos y tiene muchas diferentes opiniones solo el artista que la diseño sabe lo que realmente quiso expresar en ella. Tú eres esa obra que Dios creó. No dejes que otro te ponga una etiqueta con un valor que no es el real. Solo Dios que te formo sabe lo que tu realmente vales porque el no ve como ven los hombres… ¡él ve el corazón!

Hecho por: Angel Vidal Ramírez