jueves, 10 de octubre de 2013

EL PAPA ASEGURA A LOS ATEOS



El Papa Francisco ha escrito una larga carta, dirigida al fundador del diario La Repubblica de Italia, Eugenio Scalfari, afirmando que los no creyentes serían perdonados por Dios si seguían a sus conciencias, publica The Independent.

La carta es la respuesta a una lista de de artículos con preguntas publicadas en el periódico por Scalfari, que no es católico romano. Francisco escribió: "Usted me pregunta si el Dios de los cristianos, perdona a los que no creen y que no buscan la fe. Puedo empezar diciendo - y esto es lo fundamental - que la misericordia de Dios no tiene límites, si usted va a él con un corazón sincero y arrepentido. El problema para aquellos que no creen en Dios es obedecer a su conciencia.

"El pecado, incluso para aquellos que no tienen fe, se origina cuando las personas desobedecen a su conciencia."

Robert Mickens, el corresponsal en el Vaticano para el periódico católico The Tablet , dijo que los comentarios del pontífice eran una prueba más de sus intentos de quitarse de encima la imagen rancias de la Iglesia Católica, reforzado por su predecesor extremadamente conservador Benedicto XVI. "Francisco es todavía un conservador", dijo el señor Mickens. "Esto se trata de que él (el Papa) está tratando de tener un diálogo más significativo con el mundo."

En una acogedora respuesta a la carta, el Sr. Scalfari dijo que los comentarios del Papa fueron "una prueba más de la capacidad y el deseo de superar los obstáculos en el diálogo con todos".

En el mes julio pasado, El Papa Francisco mostró una actitud más progresista sobre la sexualidad, preguntando: "Si alguien es gay y está buscando al Señor, ¿quién soy yo para juzgarlo?"
 
fuente: www.acontecercristiano.net

Nota personal: la Biblia claramente habla que nadie puede entrar en el reino de los cielos si no naciere de nuevo. (Juan 3:1-10) y para nacer de nuevo es necesario creer en el hijo de Dios porque todo aquel QUE NO CREE YA FUE CONDENADO.

Juan 3:18  El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Ven a Cristo porque el que al él viene no le echa fuera.