miércoles, 11 de septiembre de 2013

LA BRUJULA ROTA



“el viento nunca sopla para el marinero que no sabe a que puerto se dirige”

Pro 14:12  Hay camino que al hombre le parece derecho;
 Pero su fin es camino de muerte.

Hay momentos en la vida en la que sentimos de parte de Dios movernos a otras latitudes, lo hacemos cuando decidimos en que congregación formar parte, a que grupo de crecimiento pertenecer o que casa he de comprar o el trabajo que debemos de tener… los casos pueden variar dependiendo de la situación. Lo cual es completamente normal inclusive sano ya que el estar en movimiento continuo produce en nosotros crecimiento espiritual.

      Pero el problema no es que queramos o sintamos movernos… el problema esta cuando no sabemos hacia donde nos dirigimos. Pro 14:12  Hay camino que al hombre le parece derecho;
 Pero su fin es camino de muerte.

Y no debemos pasar por desapercibido este versículo por corto que parezca enseña una gran verdad ya que en muchas ocasiones mientras nos movemos (en el ambiente espiritual) tomamos el camino que consideramos correcto cuando en verdad es un sendero oscuro que nos lleva a la perdición. Y casi siempre es porque en nuestro sistema de navegación estamos utilizando una brújula rota. Y es que aunque este instrumento es muy preciso y muy útil en las manos indicadas para guiarse hacía la dirección que queremos llegar en ocasiones al exponerse a agentes externos pierde su viabilidad. Por ejemplo una brújula cuando es expuesta bajo alcance de un imán comienza a descontrolarse. De la misma manera pasa con nosotros cuando estamos al alcance de el pecado e influenciados por el podemos caer en el engaño de que estamos dirigiéndonos por el camino correcto cuando nuestra brújula esta rota. Y es que el pecado puede ha llegar a ser tan grande en nuestras vidas que pensamos en llamar a las situaciones de otra manera. Por ejemplo no es envidia son celos ministeriales… no es que la manera en la que habla es el mensaje que transmite. Y no nos equivoquemos en esto cuando tenemos la brújula en perfecto estado sabemos diferenciar una cosa de la otra. Pero sucede que al exponernos al pecado y esto es cuando lo consentimos en privado muchas veces aparentamos santidad pero no somos mas que sepulcros blanqueados, por lo cual  nos dirigimos a un final atroz.

Lo más triste de esto es que en ocasiones arrastramos a las personas que amamos e inclusive a aquellas que por inmadurez espiritual nos siguen ciegamente. Por lo tanto debemos de cuidar que nuestras vidas siempre sean integras analizándolas bajo la perspectiva del verdadero evangelio de Jesucristo para que el Espíritu Santo sea nuestro guía y podamos dirigirnos a puerto seguro sin temor a extraviarnos porque la brújula de nuestra vida esta en las manos profesionales de aquel que resucito al tercer día para mostrarnos que el es el camino la verdad y la vida. No pierdas mas tiempo; si tu brújula esta rota y tu rumbo desorientado pídele al señor que te limpie de pecado y que de su mano puedas llegar al destino que el tiene pensado para ti.

Hecho por: Angel Vidal Ramírez